19 febrero, 2017 Marta Pichardo

Sesión 3 de Rolfing: sintiendo mi nueva y cada vez más correcta postura

Hoy tenemos la sesión 3 de Rolfing, dónde ya vamos notando cambios en la alineación de nuestra paciente, que siente como poco a poco va hacia la postura correcta.

Aquí vamos con su sesión:

Durante estos días atrás he notado gran mejoría. Como ya conté en el post de la segunda sesión de Rolfing, una de mis mayores preocupaciones era mi brazo derecho, que por un pequeño desvío del hombro hacia abajo, lo notaba  rozando mi cuerpo. He tenido la oportunidad de comprobar, durante mi sesión de yoga semanal, como mi nueva postura cada vez más correcta,  hace que mi brazo ya esté casi a la misma distancia del tronco que el izquierdo.

Esto fue lo primero que le conté a Marta al llegar a la consulta, ya que ella dedica unos minutos antes de empezar a preguntarme como me he encontrado desde la última sesión. A continuación, pasamos a la valoración corporal,  a escuchar las distintas partes de mi cuerpo y a transmitirle como me siento en ese momento.

postura correctaAl momento comenzamos con la tercera sesión de Rolfing, la cual me ha resultado muy agradable, ¡tanto que se me hizo muy corta! Marta me pidió que me tumbase de lado. Mientras me acomodaba el cuello con una almohada y colocaba otra entre mis rodillas, me explicaba cuál debe ser la postura correcta para dormir en mi caso.

Una vez de lado intuía que trabajaría la zona lateral, y así lo hizo, comenzando con la cintura, pasando por los muslos y finalizando en la parte superior, desde el hombro hasta la cabeza.

Cuando “peinaba´´ el muslo, no con las manos sino con el antebrazo, noté muchísima presión en la zona superior a la rodilla, le pregunté a Marta y me confirmó que es donde más tensión tengo. Lo mismo sentí en el cuello (bromearé para decir que por un momento pensé que me arrancaría la cabeza, suerte que al final me pude ir con todas las partes de mi cuerpo, jeje) ¡eso sí! todo este dolor terminó en una magnifica sensación de descarga.

Al cambiarme de lado, para que trabajase el otro lateral, noté gran diferencia entre la zona ya trabajada con la que no, fue extraño porque al moverme me encontré un poco oxidada en la zona que todavía no había tratado.

Cuando finalizó ambos lados, se centró en la espalda, concretamente en las escápulas. Sus dedos me presionaban, parecía que estaba agujereando esta zona. Por último, terminó con el cuello, espalda y sacro. Me llamó la atención que volviese a terminar como en las sesiones anteriores y ella me explicó porqué finalizaríamos siempre de esta forma.

Tras terminar me levanté, como siempre me advierte muy lentamente, notando de nuevo gran mejoría y mucha más seguridad en mis pies y también algo incómodo en la parte superior de la espalda… Cuando Marta me pidió que le explicase cómo me sentía, tuve que concentrarme para transmitirle la experiencia que estaba sintiendo. Era la sensación de agujeros por la presión de sus dedos, una sensación incomoda, que fue disminuyendo a los pocos minutos.

Por último, me enseñó a sentarme correctamente, cómo debo agacharme para coger algo, y los movimientos normales que hacemos cada día. Ahora que sé cómo hacerlo, veo lo fácil que es dañarnos la espalda, entre otras cosas, y como lo hacemos a diario.

Sin duda, de esta sesión salí con un bienestar y un estupendo estiramiento, de hecho, terminé notando gran diferencia entre las zonas que se trabajaron y las que no. Además me encanta aprender pequeños trucos para tener un postura correcta.

Nos vemos en la próxima sesión de rolfing, ¡que tengáis una buena semana!

 

 

Tagged: , , , ,

Comments (3)

  1. Hernan Bastardo

    Hola Marta, buen día!!!! Saludos de un Venezolano por Guatemala….

    Me gustara ría saber cuantas sesiones se necesitan aproximadamente para completar el tratamiento??? Creo que no tengo muchos problemas, sin embargo he sufrido de las articulaciones por muchos años.

    Gracias de antemano

    Saludos

    • Marta Pichardo

      ¡Hola Hernán! Muchas gracias por tu interés. De forma general se hacen 10 sesiones, cada una tiene unos objetivos concretos, aunque en función de las características o circustancias de cada persona se pueden hacer más o menos.
      Espero haber aclarado tu duda, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR