Método Rolfing

MÉTODO ROLFING

Es un método de terapia manual que busca recuperar el equilibrio natural del cuerpo a través de manipulaciones profundas del tejido conectivo o fascia y la reeducación del movimiento.

Ello proporciona una mejora de la postura y el aspecto físico, alivio de tensiones y dolores, aumento de la estabilidad, la flexibilidad y el bienestar corporal global. El método Rolfing está indicado tanto en personas que sufren una determinada dolencia y quieren mejorar su calidad de vida, como para aquellas que quieran gozar de una mejora del movimiento y la conciencia de su propio cuerpo o para prevenir futuras afecciones, consiguiendo un mayor bienestar físico y mental.

A diario y de forma inconsciente adoptamos posturas inadecuadas, realizamos movimientos repetitivos, sufrimos caídas o accidentes y vivimos experiencias personales que generan tensiones y desequilibrios físicos que afectan a nuestra salud y bienestar. Cuando las distintas estructuras de nuestro cuerpo no están bien organizadas entre ellas, no somos capaces de hacer frente a la gravedad de forma eficiente. El método Rolfing permite recuperar ese equilibrio perdido y alinearnos de nuevo con la fuerza de la gravedad, integrando las diferentes estructuras corporales.

Se realiza en un ciclo de 10 sesiones aproximadamente, de 60-90 minutos de duración, en las que el Rolfer (terapeuta de Rolfing) manipula la fascia o tejido conectivo con presiones ejercidas directamente sobre el cuerpo de la persona, eliminando así las restricciones acumuladas en este tejido y reorganizando la estructura corporal para obtener una mayor eficacia en su funcionamiento. Durante las sesiones de Rolfing también se trabajan otros aspectos como la respiración, la forma de caminar y de sentarnos, el uso que hacemos de nuestros brazos o la percepción a través de nuestros sentidos.

Todo ello hace que la persona que experimenta el método Rolfing tenga un papel activo en el proceso ya que también se trabaja a través del movimiento y la comunicación verbal, la actitud y la percepción. El objetivo es que la persona mejore su conciencia corporal y la higiene postural, siendo capaz de trasladar la información recibida a su vida cotidiana para que se produzca una integración real de los cambios experimentados y así conseguir una mejora del bienestar a largo plazo.

LA FASCIA

fascia

La fascia es un tipo de tejido conectivo, blando y moldeable, que envuelve las estructuras del cuerpo de forma prácticamente ininterrumpida (conectándolas y separándolas al mismo tiempo). Entre muchas otras funciones da soporte, protección y forma al organismo. La fascia se asemeja a una red tridimensional, situada debajo de la piel a nivel superficial y cubriendo músculos, huesos y demás órganos a nivel profundo. Tiene una consistencia viscosa, para permitir el deslizamiento de las distintas estructuras corporales, y con ello su correcto funcionamiento. Cuando pierde elasticidad o capacidad de deslizamiento se producen desequilibrios que pueden producir distintas dolencias o disfunciones, además su carácter continuo hace que la pérdida de elasticidad en un determinado sitio se refleje en otro distante en el cuerpo, es por ello que durante las sesiones de Rolfing se trabaja el cuerpo de forma global.

A través de nuestras manipulaciones sobre este tejido, eliminamos dichas restricciones, restaurando su elasticidad y dándole la posibilidad al cuerpo de adoptar una nueva postura, más equilibrada, libre y ergonómica, alineada con la gravedad, que nos permita realizar nuestras actividades diarias con mayor facilidad. Con ello no solo conseguimos aliviar y eliminar tensiones, dolor y malestar acumulados, sino que evitamos que vuelvan a aparecer gracias a una nueva y correcta alineación del cuerpo.

¿Qué es la fascia?

.

BENEFICIOS

imagen-mujer-tratada-web

Esquema obtenido a través de la foto de una mujer antes, durante y después de 10 sesiones.

El Método Rolfing es una terapia de evolución. Es decir, a lo largo de las sesiones individuales, el paciente nota cambios progresivos tanto en su estado físico, psíquico y emocional. Algunos de los beneficios que los pacientes refieren de forma habitual son los siguientes:

  • Mejora la postura y el aspecto físico.
  • Reducción del dolor y tensiones agudas o crónicas.
  • Mejora en las afecciones de columna vertebral.
  • Mejora de la circulación sanguínea y linfática.
  • Aumento de la flexibilidad y la coordinación.
  • Prevención de lesiones deportivas y mejora en su recuperación.
  • Mejora de la resistencia y el rendimiento físico.
  • Incremento de la relajación y el sueño.
  • Disminución de los niveles de estrés y ansiedad.
  • Aumento de la energía y del bienestar personal.
  • Aumento de la percepción del propio cuerpo y desarrollo de la conciencia o inteligencia corporal.

El método Rolfing tiene un carácter principalmente preventivo, aún así las personas que lo reciben frecuentemente refieren una mejora de sus patologías. Entre otras disfunciones o problemas de salud, se pueden beneficiar aquellas personas que padezcan:

  • Fibromiálgia y fatiga crónica.
  • Escoliosis.
  • Afecciones de la columna vertebral: hernias de disco, cervicalgia, dorsalgia, lumbalgia, rectificación cervical, hipercifosis dorsal o hiperlordosis lumbar.
  • Dolores crónicos.
  • Artrosis.
  • Afecciones de los pies: pies planos, pies cavos, juanetes, dedos en martillo, etc.
  • Síndrome del Túnel Carpiano.
  • Lesiones causadas por movimientos repetitivos.
  • Tensión muscular.
  • Dolor de cabeza.
  • Ansiedad.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT).
  • Síndrome de la articulación temporomandibular (ATM).

Rolfing y otras disciplinas

Con el Método Rolfing se consigue una alineación más natural y una interacción más fluida entre nosotros y la fuerza de la gravedad. De esta forma, el cuerpo adopta una postura erguida y los movimientos se vuelven más ligeros y armónicos. Por ello, el método Rolfing es muy recomendable para practicantes de disciplinas físicas y trabajos corporales como bailarines, actores y practicantes de Tai-Chi, Yoga o Pilates.

Deportistas de élite lo han probado y confirman una mejora evidente en su rendimiento. Los cambios y mejoras se traducen en movimientos más eficientes, prevención de lesiones y mejor recuperación de las mismas, disminución de la fatiga, recuperación de la elasticidad y aumento de la motivación y la concentración.

Así mismo se aconseja en trabajadores que tienen que mantener posturas más estáticas, cómo músicos o personas que trabajan frente a un ordenador.

También se aplica junto a enfoques de psicoterapia, psicoanálisis, bionergética o terapia Gestalt, siendo de gran ayuda en técnicas de meditación. Además es un excelente complemento con otros métodos como pueden ser osteopatía, acupuntura, homeopatía, etc.

HISTORIA del ROLFING

imagROLFING_3historia

Este método de terapia manual fue creado por la Doctora en Bioquímica Ida P. Rolf (1896-1979), especializada en el estudio del tejido conectivo. Se graduó en el Barnard College de Nueva York y a los 25 años obtuvo su Doctorado en Bioquímica en la Universidad de Columbia.  Durante los 7 años siguientes la Dra. Rolf puso en práctica sus conocimientos en el renombrado Instituto Rockefeller de Investigación Médica y consiguió el puesto de Profesora Asociada, algo inusual en aquella época para una mujer. Deseosa aún de ampliar su desarrollo personal y profesional, viajó a Europa y estudió Matemáticas, Física y Medicina Homeopática en Suiza.

Durante los años 30 la Dra. Rolf se dedicó a buscar soluciones a los problemas de salud de sus seres queridos. Poco dispuesta a aceptar las limitaciones de la medicina de su tiempo, estudió un gran número de materias que incluían Osteopatía, Quiropraxia y disciplinas mentales como el Yoga y el Estudio de la Conciencia de Korzybski.

Al reunir tan rica variedad de perspectivas, la Dra. Rolf desarrolló el Método Rolfing de Integración Estructural. Su ambición no era solamente la de ayudar a los demás, si no mostrar a generaciones futuras el fruto del trabajo de toda su vida. Pasó el resto de sus días enseñando la técnica que más tarde sería bautizada con su nombre. La Integración Estructural se hizo conocida en todo el mundo como Rolfing.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR